Noticias
logo tat sf
  
  

GABINETE JURÍDICO DEL TAT RECIBE CAPACITACIÓN A CARGO DEL PROCURADOR DE LA ADMINISTRACIÓN

Gabinete Jurídico

El Gabinete Jurídico del Tribunal Administrativo Tributario, participó en la capacitación titulada “Oportunidades y desafíos del ejercicio del derecho en Panamá”, a cargo del doctor Rigoberto González Montenegro, Procurador de la Administración.

Las autoridades del TAT, dieron la bienvenida al Procurador de la Administración y seguidamente el magistrado Presidente Allan Barrios Rosario, se dirigió al auditorio para destacar el rol de los abogados en la sociedad. El magistrado Barrios hizo una reseña de los aportes de Justo Arosemena como artífice de la nacionalidad panameña y acotó que la mejor forma de honrar su legado es haciendo vida la frase del jurista colombiano Rafael Uribe Uribe: “el derecho por mínimo que sea, debe prevalecer, sobre la conveniencia, por grande que esta parezca”.

Por su parte, el Procurador de la Administración exhortó a los servidores públicos del TAT a fijarse metas altas, a fin de alcanzar la excelencia profesional, siendo coherentes con los principios éticos. De igual forma señaló la importancia de conjugar la doctrina y la teoría con la realidad, actuando con apego a la verdad, a la justicia y al derecho.

Durante el desarrollo de su ponencia, el doctor Rigoberto González, enumeró algunas de las oportunidades para el ejercicio del derecho en Panamá, entre la cuales propuso las figuras de: abogado litigante, consultor, académico, docente, servidor público, asesor y protagonista en la actividad política, entre otras. De acuerdo al Dr. González, todo este abanico de opciones dependerá del compromiso personal que tengan los profesionales del derecho, con su formación continua.

El procurador concluyó su participación compartiendo una cita de Muhammad Ali que reza: “Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije, “No renuncies. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”. Con este pensamiento manifestó que a pesar de todos los esfuerzos y contratiempos que se encuentren en el camino, “vale la pena ser abogado, académico jurista, servidor del estado, magistrado, juez o fiscal. Depende de nosotros hacer la diferencia, mediante el estudio y la actitud, además del valor del que demos al derecho y a la profesión.

Otros artículos