Galerías


Superando todas las expectativas concluye Congreso Internacional organizado por el TAT

IMG 9052xCon el Panel “Intercambio de Información Tributaria Internacional”, en el que actuó como Moderador el Presidente del Instituto Peruano de Derecho Tributario, Fernando Zuzunaga del Pino, arrancó el tercer y último día de este foro internacional.   En esta instancia participó la abogada panameña Leticia Arias Fonseca, Subdirectora de Tributación Internacional de la Dirección General de Ingresos (DGI), y el abogado venezolano Luis Eduardo Ocando, asesor del gobierno de Panamá en materia de tributación internacional y miembro del equipo negociador de Tratados Tributarios.

En este panel también actuó el abogado Adolfo Campos, experto en derecho tributario de la firma Morgan & Morgan, quien expuso sobre “Análisis del artículo contentivo de esta materia y del Protocolo dentro de los Convenios de Doble Tributación celebrados por la República de Panamá”.

Continuando con las conferencias, el Doctor Gilberto Boutin, catedrático y actual Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, expuso sobre “Causales de denegación de la Cooperación Fiscal Internacional”.

El Director de Impuestos de la Firma KPMG Panamá, Rafael Rivera Castillo, disertó sobre “El Concepto de establecimiento permanente en los convenios y en la legislación panameña”.

Siguiendo con las magistrales conferencias, el abogado venezolano José Andrés Romero, Vicepresidente Ejecutivo de Regulación de la banca de inversión independiente (Casa de Valores y Administradora de Inversiones) SFC Investment, S.A., habló sobre “FATCA – Tributación Internacional y Mercado de Valores”.

El tópico “Elusión y Evasión Internacional”, fue la magistral conferencia de cierre del programa académico, dictada por el Doctor César García Novoa, Presidente del Instituto Latinoamericano de Derecho Tributario.

Con la relatoría del contador público autorizado Isaac Gonzalo Arias, Director de Cooperación y Tributación internacional del CIAT, concluyó así las ponencias del día.

Acto de Clausura

En presencia de la Junta Directiva del TAT, el Secretario General, Magistrado Suplente del Tribunal y a la vez Coordinador del Congreso, Elías Solís González, en el acto de clausura manifestó lo siguiente: “Han transcurrido tres días de intensas jornadas académicas que permitieron el intercambio de conocimientos, ideas y atrayentes debates. El Tribunal Administrativo Tributario al organizar este Primer Congreso Internacional de Derecho Tributario ha cumplido con una función social que se enmarca dentro de su cometido: Me refiero a la creación de un foro académico en el que se estudie y analicen las nuevas tendencias y la evolución del Derecho Tributario”.

Agrego que, “Ciertamente, la principal función pública que debe cumplir el Tribunal Administrativo Tributario está definida en el artículo 156 de la Ley 8 de 2010 que se refiere a sus atribuciones como organismo de segunda instancia en la vía administrativa para conocer los recursos de apelación contra los actos emitidos por el Director General de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas.

No obstante, el cumplimiento de la función pública asignada por el legislador a este Tribunal demanda la formación y actualización permanente de su personal, por cuanto, como sabemos, se trata de una materia eminentemente técnica y especializada.

Así, la capacitación y actualización permanente de los colaboradores del Tribunal Administrativo Tributario responsables de cumplir con las tareas inherentes a su principal función pública, constituye una necesidad y al mismo tiempo una garantía del servicio de público de calidad que demanda el ciudadano. Pero el Tribunal también quiere contribuir con el estudio, capacitación y difusión del Derecho Tributario de forma general, por ello la realización de este evento...el establecimiento de un programa de formación continua se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de este Tribunal”.

El Secretario General, también puntualizó que “Además de la educación continua como garantía de un servicio de calidad, las base del Tribunal Administrativo Tributario se cimentan en los valores de transparencia y ética pública.

Precisamente, el Tribunal y su personal están comprometidos con esos valores: la transparencia y la ética pública, puesto que, siguiendo al maestro Jaime Rodríguez- Arana Muñoz, comprendemos que la Administración Pública del Estado Social y Democrático de Derecho debe ser una organización que se distinga por la observancia de los principios de legalidad, de eficacia y de servicio. Legalidad porque el procedimiento administrativo no es otra cosa que un camino pensado para salvaguardad los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos. Eficacia porque hoy es perfectamente exigible a la organización administrativa que ofrezca productos y servicios públicos de calidad. Y servicio, sobre todo, porque no se puede olvidar que la justificación de la existencia de la Administración se encuentra en el servicio a los intereses colectivos y en el servicio al bien común.

Justamente, Rodríguez-Arana Muñoz destaca que la preocupación por la Ética, por fortuna, no es hoy sólo una cuestión de moda llevada a cabo por simples razones de actualidad como pueden ser la corrupción política y financiera, las crisis económicas, la pérdida de legitimidad de las instituciones o la mutación de los sistemas de valores, sino que corresponde a un movimiento cultural e intelectual de fondo que parce presagiar el advenimiento de un nuevo ciclo en el desarrollo de la humanidad, en el que el factor ético será el generador del pensamiento, de la acción y de las relaciones de convivencia dentro y fuera de las organizaciones; y el Tribunal Administrativo Tributario, bajo la dirección y liderazgo de sus Magistrados, se ha propuesto el fiel cumplimiento de estos preceptos, así como aquellos inherentes a su función pública: tutela efectiva, a través de un procedimiento ordenado que identifica todas las fases del procedimiento y procurando cumplir con un deber fundamental de todos los operadores de justicia: la adecuada motivación de sus resoluciones”.

Concluyó las palabras de clausura señalando: “Hemos puesto todo nuestro empeño para asegurarnos que este Congreso haya sido del agrado de todos. Procuramos que todos los actores vinculados a las funciones del Tribunal estuviesen aquí representados: abogados litigantes, la administración tributaria, universidades, gremios y asociaciones dedicadas a la tributación. Su participación, opiniones y sugerencias han enriquecido nuestra visión.

No puedo concluir sin antes agradecer a los Magistrados el honor que me han conferido para clausurar este evento y la confianza depositaba para gerenciar su organización.

Gratifico infinitamente el esfuerzo y entusiasmo de todos y cada uno de los colaboradores del Tribunal, pues sin su empeño y dedicación no hubiésemos podido cumplir esta tarea.

A los ponentes nuestro aprecio, agradecimiento y felicitaciones por sus extraordinarios aportes y por su colaboración con el Tribunal.

A nuestros relatores, por su importantísima labor que permitirá contar con las principales conclusiones de este foro.

A los distinguidos delegados de los países iberoamericanos y a todos los participantes que nos han y acompañado, gracias por haberse interesado en este Congreso que constituye la semilla para su realización continua”.

Por: Germán Sánchez