Galerías


Culmina el II Congreso Internacional de Derecho Tributario: Ética Pública, Educación y Tributación

Culmina el II Congreso Internacional de Derecho Tributario: Ética Pública, Educación y Tributación

En el tercer y último  día, del II Congreso Internacional de Derecho Tributario: Ética Pública, Educación y Tributación, que organiza el Tribunal Administrativo Tributario de Panamá, las conferencias iniciaron con la ponencia del doctor César García Novoa,  experto  español en materia tributaria,  con el tema  “El principio de renta mundial en comparación con el principio de fuente: ventajas y desventajas”.

El programa contó con la participación del conferencista peruano, Miguel Pecho, en representación del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias CIAT, quien disertó sobre el “Impacto de los tratados para evitar la doble imposición en la inversión extranjera”.

En este panel, además,  participó el  conferencista panameño, Camilo A. Valdés M., abogado, Presidente de la Asociación Panameña de Derecho Financiero y Tributario APADEFT, con la ponencia “Precios de transferencia y su  regulación en Panamá”.

Continuando con las exposiciones, el  abogado y exjefe negociador panameño de los Tratados de Libre Comercio internacionales, Estif Aparicio, disertó sobre “La tributación de las operaciones de entidades financieras”.

Siguiendo con las magistrales conferencias, le correspondió al abogado  y experto argentino en materia tributaria, Alejandro C. Altamirano, disertar sobre las “Regulaciones tributarias del comercio electrónico”.

Con la relatoría de la abogada panameña, Darma Romero,  se dio por terminado  el ciclo de conferencias de este importante foro académico en el que se estudió y analizó la evolución del Derecho Tributario.
Acto de Clausura

En presencia de la Junta Directiva del Tribunal Administrativo Tributario, Elías Solís González, Magistrado Suplente,  Secretario General y  Coordinador del Congreso, ofreció las palabras de clausura, en la que se refirió al primer Congreso Internacional de Derecho Tributario, como un evento que permitiera exaltar la celebración del primer aniversario de funciones del Tribunal Administrativo Tributario y al mismo tiempo dar a conocer a la comunidad nacional e internacional la existencia de esta nueva entidad dentro de la estructura del Estado Panameño.

Agregó  que “en esta oportunidad, el II Congreso Internacional de Derecho Tributario tuvo como insignia la Ética Pública, la Educación y la Tributación, con la finalidad de coadyuvar con el fomento del cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias; la cultura tributaria; y las actuaciones de la Administración Tributaria y del Tribunal bajo los principios de ética pública, lealtad y buena fe procesal. El Magistrado Víctor Benavides, en su extraordinaria conferencia, reseñó la importancia de estos postulados en la construcción de una cultura tributaria que se arraigue en nuestra sociedad. “

 “Temas trascendentales han sido expuestos durante estos tres días por cada uno de los ponentes, dándose a conocer los criterios doctrinales y jurisprudenciales más actuales en el campo del Derecho Tributario, con lo cual se fortalece y nutre el conocimiento que tenemos del mismo”, enfatizó.

 “Al mismo tiempo, su realización forma parte del programa de educación continua de nuestro recurso humano, instituido para propiciar la prestación de un servicio público de calidad”, dijo el Secretario General de este organismo tributario.

 “En la actualidad, tal como señaló la Magistrada Presidenta, el Tribunal Administrativo Tributario se encuentra en un proceso de consolidación. Estamos definiendo nuestro plan estratégico para los próximos cinco (5) años. Producto de ello, contamos ya con una nueva Misión: Impartimos Justicia Tributaria en la República de Panamá. Esta misión demanda una preparación constante de nuestro personal para así aplicar las leyes tributarias en el ejercicio de nuestras competencias con una formación sólida respecto de las cuestiones relacionadas con la tributación”, aseveró.

El coordinador del evento, destacó los valores de transparencia, justicia, honestidad, responsabilidad, compromiso, respecto y confidencialidad, ya que estos valores representan la inspiración y entrega de cada uno de los servidores del Tribunal en el cumplimiento de sus funciones.

“Precisamente, nos hemos fijado como visión “ser reconocidos por la efectividad y calidad de nuestras actuaciones; y mantener un recurso humano calificado”.

Añadió que “la continuidad de este Congreso durante los próximos años sin dudas se enmarca dentro de nuestra visión”.

 “No puedo concluir sin reiterar nuestro profundo agradecimiento a cada uno de los expositores por su invaluable contribución; a los delegados de los países iberoamericanos y de los tribunales de naturaleza tributaria o administrativa; así como a todos los profesionales panameños y a los delegados de la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos que nos han acompañado durante estas jornadas”,  resaltó.Concluyó, Solís,  diciendo que: “Por último, nuestra gratitud y reconocimiento a todos nuestros colaboradores. Ellos representan el motor de este Congreso.Cada uno de ellos tiene una función trascendental en el éxito que hemos alcanzado. Somos un Tribunal austero, con recursos limitados, por lo que nos corresponde a nosotros mismos realizar la mayoría de las acciones logísticas que requiere la organización de este evento. Procuramos contratar únicamente los servicios que el propio Tribunal no puede prestar. Gracias a todos y todas ustedes cada día demuestran su vocación de servicio y compromiso con el Tribunal Administrativo Tributario”.